• EsFlorencia

San Gimignano, la Manhattan Toscana


San Gimignano es la “ciudadela mejor conservada” de la Toscana, tanto es así que en 1990 su casco histórico fue declarado Patrimonio de la Humanidad de la Unesco. Su fama la debe a sus torres medievales, a uno de los mejores vinos blancos del país, el Vernaccia di San Gimignano y al zafferano o azafrán, uno de los tantos ingredientes con DOP (denominación de origen protegida) que tanto nos enorgullecen.


Piazza del Duomo (Foto de la Autora)

Actualmente, San Gimignano es una de las joyas toscanas que no pueden dejar de visitar si están de paso por nuestra región o, mejor aún, si viven en ella. Ubicada a 57 km de la capital toscana, podemos llegar a ella en auto en poco más de una hora, en bus o en tren. Para el bus y el tren es necesario contar con más tiempo y salir temprano para poder aprovechar el día ya que el viaje puede durar entre una hora y media y dos aproximadamente (no hay buses ni trenes directos). Mi consejo es tomar el bus, aunque yo sea amante del tren, ya que tarda una hora y media y es más económico que el tren. Se toma en la estación Sitabus que está al lado de Santa María Novella y los deja en Porta San Giovanni, entrada al casco histórico Sangimignanese (si, ¡así se dice!). El primer bus se toma con destino “Poggibonsi”, y de ahí hay que tomar otro para llegar a nuestro destino final, pero en el boleto están incluidos los dos buses, ¡no se asusten!


Acá pueden consultar los horarios del bus 130/131 (ver horarios Firenze – Siena).


Día a día el número de turistas aumenta y ¡no es para menos! La Manhattan Toscana, así es como la llaman por su gran cantidad de torres, ha sabido perdurar en el tiempo esto que la hace tan característica: su postal de un horizonte lleno de historia. Ni bien nos vamos acercando a la ciudad, a lo lejos podemos ver trece de las setenta y dos torres que hubo en la antigüedad. Cuenta la historia que en el Siglo X la Ciudadela empezó a acoger familias adineradas que no tenían mejor idea que demostrar su poder compitiendo con la altura de sus casas. Cada torre pertenecía a una familia. Pero había una condición: no debía superar la Torre Rognosa (Torre Municipal) ni la Torre Grossa.

¿Qué ver y hacer durante un día en San Gimignano?

Sea como sea que lleguemos a nuestro destino, el punto de partida va a ser el mismo: la Porta San Giovanni, ya que es la entrada al casco histórico y no podemos entrar con vehículos. Cuando tuve la posibilidad de ir a conocer esta joya toscana era plena temporada alta, pero ahora es el tiempo justo para ir ya que los turistas no son tantos, el clima ayuda y tenemos más espacio para conocer, disfrutar y sacar fotos. Caminando por el casco histórico, que en 1990 se sumó a la lista de los sitios Patrimonio de la Humanidad de la Unesco, podemos llegar a una de sus cuatro plazas: Piazza della Cisterna. Acá, además de admirar la edificación y las torres, no podemos dejar de probar un gelato en una de las heladerías que ganó muchas veces el título de mejor heladería del mundo: Gelateria Dondoli. Muy cerca de ahí la Piazza del Duomo se hace presente con la Colegiata de Santa Maria Assunta, el Palazzo del Popolo y la Torre Grossa, desde donde podemos ver esta postal panorámica de la Manhattan Toscana.


Piazza della Cisterna (Foto de la Autora)

Perderse por las callejuelas, encontrar puntos panorámicos y admirar el paisaje es otra de las cosas que no podemos dejar de hacer. Y, ¿porqué no?, con una copa de Vernaccia en la mano. Tampoco podemos terminar nuestro día de paseo en San Gimignano sin probar alguna de sus exquisiteces como lo son los crostini toscani con fegatini, una buena tabla de embutidos y quesos de cabra locales y, ¿cómo dejar de lado la carne de jabalí?

Y si somos amantes de la gastronomía no dejemos de llevarnos a nuestra casa un pedacito de San Gimignano con su espectacular azafrán con DOP. El azafrán es considerada la especia más cara del mundo y tenemos la suerte que se produzca en nuestra región. Les dejo una curiosidad: para hacer un kilo se necesitan más de 150.000 flores (!), ya que las hebras de azafrán se encuentran en sus pistilos. Es por eso que además de ser la especie más cara del mundo se ha bautizado como “el oro rojo”, gracias a su color. La podemos encontrar también en polvo, pero no se los aconsejo mucho ya que suele sufrir adulteraciones para aumentar su cantidad y, por tanto, baja su calidad.

Flores de azafrán. (Imagen de Casanova di Pescille)

En esta página pueden leer más acerca de este producto, y en la página oficial del Comune de San Gimignano pueden encontrar distintas guías para recorrer la ciudad, un poco de su historia y recomendaciones de dónde comer y dormir.

Es un ejemplo sobresaliente de un tipo de construcción, conjunto arquitectónico o paisaje que ilustra etapas significativas en la historia humana.” Esta fue una de las razones por la cual la UNESCO declaró su casco histórico como Patrimonio de la Humanidad.

¡Buon Viaggio!

Por Angelle Lardet Farrero

30 vistas

EsFlorencia: hablar en italiano, pensar en español

¿Quieres saber más? Escríbenos: esflorencia.firenze@gmail.com

This site was designed with the
.com
website builder. Create your website today.
Start Now