• EsFlorencia

Sabores de otoño: il castagnaccio

¿Hay algo más otoñal que las castañas? Éste es el ingrediente principal de la receta que les quiero compartir hoy. Un postre tan antiguo como típico en La Toscana, aunque también extendido en Veneto, Piamonte y Lombardía... todas regiones en las que el castaño está muy presente a la hora de cocinar.


Imagen de istock.com ROMAOSLO

Comienzan los días fríos y no es raro ver por las calles puestos de venta de castañas asadas. La castaña es típica de nuestra región y lo más común es comerlas asadas o al horno luego de la comida.

El castagnaccio es un dolce pobre, ya que al tener muy pocos ingredientes era el favorito de los campesinos desde el 1500. Unos años más tarde, en el 1800, la receta se volvió famosa en todo el país y la enriquecieron con pasas de uva, piñones y romero, y es la que actualmente se prepara en la Toscana.

Sin huevos ni manteca en su lista de ingredientes, el castagnaccio es un dolce húmedo y bien compacto ya que tampoco tiene levadura. Tiene un sabor delicado y poco dulce y es perfecta para finalizar una comida.

Y si hay alguno en la mesa que es celíaco y no puede consumir glúten, éste es el dolce indicado ya que la harina de castañas no lo contiene. No hay excusas.


¡Andiamo a cucinare!


INSTRUCCIONES:


Como siempre, lo primero que hacemos es prender el horno y precalentarlo a 180º.

En un bowl tamizamos 300 gr de harina de castañas (la consiguen en el supermercado) y la mezclamos con cuatro cucharadas de azúcar, dos vasos de agua (350 cc) y dos cucharadas de aceite de oliva virgen extra. El agua la tenemos que ir agregando de a poco y al mismo tiempo batir con el batidor de mano para que no se formen grumos. Tiene que quedar una mezcla no muy líquida (si es necesario pueden agregar un poco más de agua).

Agregamos pasas de uva, piñones (que los pueden tostar para que queden más crocantes) y nueces a gusto. Un puñado de cada cosa. No olvidemos el romero, con unas “agujas” es suficiente porque es bastante invasivo.

Colocamos la preparación en un molde enmantecado o con “carta forno” (papel de cocina) y decoramos con más piñones, nueces y pasas. ¡Pongan toda su creatividad!

Cocinamos en el horno durante 30 minutos o hasta que vean que la superficie está ligeramente tostada.

Que no pase tanto tiempo antes de servirla porque es mucho mejor comerla tibia. Prueben acompañarla con ricotta fresca (si se animan a la de cabra es mucho más rica) y la mejor miel que tengan por arriba. ¡Ni les digo lo rico que es!

Imagen de Il cucchiaio d’argento

¡Si quieren enamorar a alguien prepárenle un castagnaccio! Cuenta la leyenda que las hojas de romero (ingrediente fundamental) tenían el poder de enamorar como si fuera una poción mágica. ¿Se atreven a prepararlo?


¡Buon appetito!


Por Angelle Lardet Farrero


0 vistas

EsFlorencia: hablar en italiano, pensar en español

¿Quieres saber más? Escríbenos: esflorencia.firenze@gmail.com

This site was designed with the
.com
website builder. Create your website today.
Start Now