• EsFlorencia

Pasta e ceci para calentar el cuerpo (y el corazón)


Con la llegada del primer frío no sólo nos toca hacer el cambio de vestimenta en nuestro clóset, también lo hacemos con el menú que preparamos diariamente a nuestra familia y amigos. Empiezan a aparecer sopas, guisos y todo tipo de platos sustanciosos para calentar un poco nuestro cuerpo (y corazón). Por eso hoy les quiero dar la receta de un plato muy tradicional toscano: pasta e ceci.


Imagen de Il Cucchiaio d'Argento


Como todas los platos tradicionales italianos, en cada región hay una versión ligeramente diferente. Lo van a encontrar como primo piatto en las cartas de los restaurantes de la región de Lazio, la Campania, en Sicilia, en la Puglia y en nuestra hermosa Toscana. Algunos incorporan tomate, otros, anchoas, y hasta hay versiones con dados de pancetta o jamón. Otra diferencia recae en el tipo de pasta y si los ceci (garbanzos) se incorporan enteros o hechos puré.

Tal vez para los que han llegado hace poco a Italia les parecerá muy raro mezclar pasta y legumbres, pero van a ver que muchas de las recetas del invierno las contienen y no tienen que dejar de probarlas. Un plato de pasta e ceci puede curar hasta el corazón más frío.


¡Andiamo a cucinare!


PASTA E CECI (receta toscana):


Ingredientes:

Para 4 personas como primo piatto o 2 personas como piatto unico.

- 200 g de garbanzos

- 1 tomate pelado

- 150 g de tagliatelle

- Ajo, romero, sal y pimienta negra

- Aceite de oliva Extra Virgen


Paso a paso:

Esta es una receta que comienza la noche anterior, pero no se asusten que les voy a dar un secreto para que la puedan preparar más rápido si no tienen tiempo.

Hay que dejar en remojo los garbanzos en abundante agua, con el propósito de que se hidraten toda la noche. Al otro día se escurren y se cocinan (en un agua distinta a la que utilizamos para hidratar, ¡siempre es bueno aclarar esto!) en una olla con aproximadamente dos litros de agua con sal. Cuando el agua comienza a hervir, se coloca la tapa y se cocina a fuego lento durante aproximadamente 2 horas o hasta que estén blandos.

Acá hay dos opciones: a mitad de cocción se pueden retirar uno o dos cucharones con un poco de la misma agua, se pasan por la procesadora o licuadora para que quede como un puré y se vuelve a la olla hasta completar la cocción de todos los garbanzos. La otra es cocinarlos enteros el tiempo indicado. La diferencia es que si hacen el “puré de garbanzos” va a quedar un plato más untuoso que si los dejan enteros.

En una sartén aparte preparamos la salsa colocando un poco de aceite, el ajo machacado y el romero, agregamos el tomate pelado y triturado y dejamos cocinar al menos diez minutos. Condimentamos con sal y pimienta negra y, si fuera necesario, un poco de azúcar (esto ayuda a bajarle la acidez a la salsa).

Retiramos el ajo y mezclamos la salsa con los garbanzos, agregamos la pasta y cocinamos el tiempo indicado para la pasta que elegimos. La teoría toscana dice que la receta original lleva tagliatelle al huevo frescos, pero si no tienen, pueden reemplazarlos por los nidos de tagliatelle secos (uno o dos por persona) o cualquier pasta corta. No se priven de cocinar este plato por no tener la pasta correcta.

Si son de los que no tienen mucho tiempo a la hora de cocinar, es posible hacer este plato con garbanzos en lata. Antes de agregarlos a la receta deben retirarle el líquido en el que vienen y enjuagarlos con agua corriente. Tengan presente que vienen cocidos con lo que el tiempo de cocción se reduce al tiempo que tarda la pasta en estar lista.

Servimos bien caliente, con un hilo de aceite de oliva “en crudo”, pimienta negra recién molida y pecorino rallado.

¡Que nunca nos falte una copa de un buen Chianti!


¡Buon appetito!


Por Angelle Lardet Farrero

31 vistas

EsFlorencia: hablar en italiano, pensar en español

¿Quieres saber más? Escríbenos: esflorencia.firenze@gmail.com

This site was designed with the
.com
website builder. Create your website today.
Start Now