• EsFlorencia

Lotar

Actualizado: 3 de oct de 2018




Quito, Ecuador

Educador



Recuerdo bien los primeros meses, difíciles, en los que yo rechazaba y al mismo tiempo me sentía rechazado por una ciudad que vivía como extraña. Demasiado pequeña, demasiado silenciosa, demasiado ordenada, demasiado todo. Yo no escogí a Florencia, llegué para estar con una persona que ya vivía aquí. Como cuando te presentan a alguien con una personalidad muy diferente de la tuya, al comienzo no sabes de qué hablar y si sucede que te quedas a solas con ella te angustias porque no sabes ni siquiera donde posar la mirada. Solo que después descubres que tu interlocutor es una persona que tiene mucho para dar, experiencia, cultura, historia; y llega un momento en el que te conquista y tu piensas, «menos mal que te conocí.»

A veces siento que he vivido aquí siempre, por el afecto que despiertan en mí algunas plazas, callejones o parques. Es que después de todos estos años hay muchos lugares de Florencia que han entrado en mi vida con recuerdos de todo tipo. Una plaza en la que di un beso, un puente por donde pasé llorando una vez, el mercado donde voy a comer cada vez que puedo. A menudo olvido que no he nacido aquí, lo recuerdo porque me faltan imágenes de la infancia transcurrida al otro lado del océano y entonces como que me da pena no haber sido niño por estas calles.


Lotar es colaborador de Es Florencia y escribe historias de pérdida y adquisición de identidad viviendo en un país extraño. Puedes leer sus últimos textos aquí y aquí.


#SoyFlorencia

97 vistas

EsFlorencia: hablar en italiano, pensar en español

¿Quieres saber más? Escríbenos: esflorencia.firenze@gmail.com

This site was designed with the
.com
website builder. Create your website today.
Start Now