• EsFlorencia

Le Cialde

A unos cuarenta kilómetros la noroeste de Florencia hay una pequeña ciudad que se llama Montecatini Terme, en la provincia de Pistoia. Como se puede deducir por el nombre, es una localidad conocida sobre todo por una cosa que no falta en la Toscana: las aguas termales. Pero hay otra cosa por la que se conoce Montecatini, sobre todo cuando entramos en una pastelería: le cialde.



La "cialda" de Montecatini se podría definir como una galleta o casi mejor como un barquillo, redondo, de unos veinte centímetros de diámetro y pocos milímetros de espesor. Tienen una decoración muy tradicional, con el nombre de la ciudad y el escudo. Lo primero que notamos cuando nos preparamos para probar una “cialda” es la fragancia, nos llega enseguida un olor intenso de almendra. Esta es una de sus

características principales y una de las cosas que más impresionan, ya que a pesar de ser muy delgada tiene dos partes bien diferenciadas; la parte externa, que es la que es una especie de barquillo y la interna, un relleno muy delicado hecho con almendras trituradas.

En cuanto la mordemos sentimos lo crujiente que es, lo que le da una gran versatilidad, ya que podemos usarla como base para otras preparaciones, como cremas, mermeladas o, sobre todo, unas bolas de helado.


Foto de Fernando Algaba

La superficie no es especialmente porosa, así que se mantendrá crujiente el tiempo necesario. Es curioso saber que, a pesar de que parece un tipo de dulce que se lleva haciendo siglos en la Toscana, su nacimiento se dio sólo ya entrado el siglo XX. Por ejemplo, una de las casas más antiguas donde se preparan, la de Orlando Bargilli, data de 1936, por lo que nos encontramos con un producto relativamente joven, considerando la larga historia de nuestra región.

Así que ya sabéis, si las encontráis en alguna tienda, animaos a probarlas pero si queréis un consejo, coged un tren un sábado por la mañana antes de que empiece el frío, disfrutad de Montecatini y comprad una caja de cialde para disfrutarlas este otoño con un buen té y un un buen libro.



Por Fernando Algaba

0 vistas

EsFlorencia: hablar en italiano, pensar en español

¿Quieres saber más? Escríbenos: esflorencia.firenze@gmail.com

This site was designed with the
.com
website builder. Create your website today.
Start Now