• EsFlorencia

La cautiva



El problema de la primera lágrima es que se arrastra un montón detrás, pero no pudo retenerlas mientras lo veía alejarse velozmente con su coche, dejándola allí, con los labios caprichosos color rojo sangre, después de un sexo rápido y diez promesas incumplidas.

¿Qué te sucede?, le preguntó una vieja al verla con el llanto entreverado entre las pestañas. Te abandonaron, ¿verdad? ¿Te había prometido llevarte con él?

¡No!, exclamó ella con un dejo de orgullo.

¡Sí! Te abandonaron igual que a todas las demás. No entiendo por qué siempre las abandonan aquí. ¿Oyes sus quejidos? Así es cada día y noche. ¡Insoportable! Es mejor que te vayas de prisa, añadió.

Ella enmudeció. No conseguía reaccionar. La pena y las lágrimas le nublaron los ojos y no se dio cuenta de que la pared lentamente la absorbía. Entró a formar parte del cemento, se mutó en un dibujo caprichoso y allí está, con sus labios rojos, unida a decenas de cautivas, viendo a la vieja que, cada mañana, riega las plantas a sus pies.


Por Andrea Zurlo


La escritora Andrea Zurlo presenta en Es Florencia una serie de microrrelatos inspirados en graffiti o street art de las calles de Florencia.

10 vistas

EsFlorencia: hablar en italiano, pensar en español

¿Quieres saber más? Escríbenos: esflorencia.firenze@gmail.com

This site was designed with the
.com
website builder. Create your website today.
Start Now