• EsFlorencia

Félix



Zapatero

Pisco, Perú


En Perú me dedicaba a la reparación y a la confección de zapatos nuevos, pero cuando llegaron los chinos ya no puede competir. La venta bajó y ya no me convenía hacer zapatos: si yo vendía unos zapatos a 50 soles, los chinos los podían vender a 15 soles, y pues así no me convenía nada. Entonces a mi esposa le propuso su hermana irse para Italia, nos dijo que acá había trabajo y yo la apoyé para ver si así sacábamos un capital. Primero se vino mi esposa con su hermana y, casi dos años después, llegué yo. Sí la extrañaba pero estábamos tratando de salir adelante.

Llegando aquí descubrí que también había zapateros. Los primeros cuatro meses estuve sin trabajo, y luego encontré otro peruano que tenía un negocio de calzolaio y entonces trabajé con él año y medio. Después pude abrir mi propio negocio. No sentí miedo de abrir mi negocio porque ya tenía treinta y tres años de experiencia en Perú; yo empecé a trabajar en esto a los catorce años.

El primer día que abrí no hubo ni un solo cliente, el segundo día entró gente sólo a ver y a preguntar, y para el tercer día ya me llegaron unos cinco pares de zapatos para reparar. Me tardé un mes en tener trabajo suficiente, pero ahora ya no me doy abasto.


#SoyFlorencia

336 vistas

EsFlorencia: hablar en italiano, pensar en español

¿Quieres saber más? Escríbenos: esflorencia.firenze@gmail.com

This site was designed with the
.com
website builder. Create your website today.
Start Now