EsFlorencia: hablar en italiano, pensar en español

¿Quieres saber más? Escríbenos: esflorencia.firenze@gmail.com

  • EsFlorencia

Chianti no sólo es un vino, es toda una región dedicada a la enología

Actualizado: 5 de sep de 2018

Cuando pensamos en Florencia o en la región de la Toscana en lo primero que nos viene a la cabeza es arte y arquitectura, pero es mucho más que eso. Gastronomía y enología se unen para darle a los turistas que visitan la península una razón más para conocer la Toscana. Por eso hoy les quiero acercar un poco de la cultura enogastronómica toscana a través de una de sus regiones y sus vinos más conocidos: el Chianti.

Imagen de chianti.com

Chianti, además de ser uno de los vinos tintos italianos más reconocidos a nivel mundial, es también el nombre del área donde se produce, que se encuentra entre las provincias de Florencia y Siena y cuenta con ocho subregiones que definen la “Denominación de Origen Controlada (D.O.C.G)” del Chianti Classico.

Esta área tiene una combinación muy especial de clima y tierra, que permite que los vinos sean de excelente calidad y reconocidos en el mundo entero.



Los vinos Chianti están elaborados con uva Sangiovese en un 75% y 100%. Sin embargo, actualmente es permitido agregar otras uvas internacionales como Merlot, Cabernet Sauvignon y Syrah. Eso sí, el Chianti Classico debe tener un mínimo de 80% de uva Sangiovese y un año de envejecimiento en barrica.

Imagen de chianti.com

Para reconocer un verdadero Chianti Classico el primer secreto está en la botella: debe tener el característico sello del Gallo Negro, imagen de la Denominazione di Origine Controllata (D.O.C.G) que, como todo, en su origen tiene una leyenda.


Cuentan que Florencia y Siena se enfrentaban continuamente con disputas y batallas para delimitar la zona. Cansados de pelear, decidieron darle fin a estos enfrentamientos con una carrera que delimitaría la frontera de las dos localidades, con el gallo como protagonista (¿se dieron cuenta que en todas las leyendas medievales hay carreras con animales de por medio?). La carrera comenzaría con el canto del gallo al amanecer. Los jinetes de cada localidad debían salir cabalgando desde el centro de su ciudad y ahí donde se encontrasen sería el punto que delimitaría la frontera entre las dos ciudades y, por lo tanto, el territorio del Chianti. Los sieneses eligieron un gallo bianco bien alimentado y un tanto regordete. Los florentinos, por su lado, optaron por un gallo nero flaco y desnutrido que, por evidentes razones, cantó ese día antes del amanecer, dándole así una buena ventaja al jinete de Florencia. Los jinetes se encontraron a tan sólo doce kilómetros de la ciudad de Siena. Así, el Gallo Negro se convirtió en un símbolo de poder para Florencia, y no dudaron en utilizarlo para proteger los vinos de Chianti.

Imagen de Docitalia

El segundo secreto para reconocer un buen Chianti Classico está en las “notas de cata” que podemos encontrar en la etiqueta. Pero si sabemos del tema y nos gusta, podemos hacerlo nosotros mismos y sentirnos sommelier (persona experta del mundo del vino) por un rato.

Personalmente, vengo de familia enóloga: los vinos estuvieron presente desde mi infancia y ya desde chica jugaba a degustar vinos. Incluso, mi abuelo fue un gran enólogo de la Provincia de Mendoza, en Argentina. Él me enseñó todo lo que sé acerca de este gran arte. Pero, en este caso, dejemos a los verdaderos expertos describirlo. Un Chianti Classico es de color rubí gracias a las uvas con las cuales se realiza: las Sangiovese. En nariz tiene aroma a frutos rojos y, en boca, un sabor intenso debido a los taninos (sustancia natural que se encuentra en la piel, hollejo y pepitas de la uva o en la madera de las barricas), con notas afrutadas donde se destacan las cerezas, moras y ciruelas.

El Chianti es un vino tan versátil que combina muy bien tanto con una pasta al ragú, un pescado a la parrilla o, por supuesto, con una Bistecca alla Fiorentina, plato florentino por excelencia. Pero de ella hablaremos en otra ocasión.


“I veri intenditori non bevono vino: degustano segreti”.

Salvador Dalí (1904 – 1989)


Salute!


Por Angelle Lardet Farrero


Fuente: Ecured, Chianti, Docitalia

52 vistas
This site was designed with the
.com
website builder. Create your website today.
Start Now