• EsFlorencia

5 ideas para una Navidad más sostenible

La Navidad, si bien es una celebración religiosa, se ha convertido en una tradición que se celebra en todo el mundo, reuniendo a la familia y a los amigos en torno a la comida, la música y las festividades. De diciembre se espera que sea una época llena de alegría y solidaridad; sin embargo, para muchas personas, termina siendo una temporada de excesos, deudas y ansiedad.

En el siglo XIX se popularizó la tradición de intercambiar regalos… ¡Y a todos nos gusta recibir regalos! El asunto es que esto se transformó en una carrera de consumo desenfrenado y ahora, gracias a las campañas de marketing, la publicidad y y las redes sociales, al parecer estamos convencidos de que no hay ninguna otra manera de celebrar la Navidad aparte de comprar, comprar y comprar...

Esto ha convertido a diciembre en un mes de excesos. Es la época más esperada por los comerciantes, más explotada por los publicistas y más temida por el planeta. Hay muchas alternativas que no requieren que te endeudes hasta el cuello ni que pases horas en un centro comercial.


Por eso hoy les traigo seis ideas para una Navidad más sostenible:


1. Experiencias en lugar de objetos. Las experiencias son mucho más valiosas que los objetos, y dejan aprendizajes y recuerdos que no van a parar a la basura. Recuerda que no solo con cosas materiales se demuestra el afecto. Airbnb es una de las muchas plataformas que ofrecen experiencias en lugar de regalos, como por ejemplo, una clase de cerámica o una asesoría de imagen personal.



2. Cuida lo que pasa en la cocina. El desperdicio de alimentos es un problema social, económico y ambiental enorme, y en estas épocas se intensifica. Revisa bien las cantidades para no cocinar más de lo que vas a comer, y almacena y aprovecha las cosas que sobran, para que no vayan a parar a la basura.


3. No inundes tu celebración con decoraciones desechables. Los adornos de plástico con tema natalicio generan toneladas de basura. Una idea es decorar tu mesa y tus espacios con plantas vivas de temporada.  El efecto final es muy elegante y chic.



4. Reduce tu huella ambiental al empacar los regalos. Puedes entregarlos  con empaques que tenga vida útil después del regalo (Cajas de madera, lata o cartón resistente que sirvan para guardar cosas, canastas bonitas que se conviertan en fruteros o que sirvan para almacenar hilos o lanas o materiales de trabajo). El papel de regalo tiene una vida útil muy corta y un impacto ambiental muy grande.



5. Preocúpate por el origen de los regalos que quieres dar, y no solo por su destino. Elige cosas que hayan tenido producción responsable y sostenible. Las plataformas de shopping online como Asos y Zalando tiene un filtro para seleccionar solo prendas éticas y sostenibles.


6. Tarjetas hechas por ti: las tarjetas comerciales crean muchísima basura y son muy impersonales. En cambio, las tarjetas hechas en casa tienen mucho potencial y valor. Puedes crear tarjetas con fotos, crear collages o pintarlas tu misma. Personalmente, me gusta pintar mis tarjetas (para cualquier ocasión) con acuarela. El efecto final es muy delicado y, ademas, luego se pueden enmarcar como  pequeños cuadritos. 



¿Vas a usar alguna de las ideas que te propongo aquí? ¿Se te ocurren otras que puedas añadir a la lista? 


Por Úrsula Bustamante

0 vistas

EsFlorencia: hablar en italiano, pensar en español

¿Quieres saber más? Escríbenos: esflorencia.firenze@gmail.com

This site was designed with the
.com
website builder. Create your website today.
Start Now